Para celebrar la Resurrección de Jesús encontré esta fotografía. La tomé en Noviembre del 2015 en la cumbre del Volcán de Acatenango en una noche llena de neblina. Lo que en aquel momento fue una decepción hoy se convierte en una hermosa representación de el acto más indescriptible de amor: Su Resurrección.
001 Resurrección - Acatenango 2015002 Resurrección - Acatenango 2015003 Resurrección - Acatenango 2015004 Resurrección - Acatenango 2015