Fabriccio Díaz: Blog http://fabricciodiaz.com/blog en-us (C) Fabriccio Díaz info@fabricciodiaz.com (Fabriccio Díaz) Thu, 15 Sep 2016 03:00:00 GMT Thu, 15 Sep 2016 03:00:00 GMT http://fabricciodiaz.com/img/s/v-5/u343773637-o350670967-50.jpg Fabriccio Díaz: Blog http://fabricciodiaz.com/blog 90 120 El día que casi me linchan http://fabricciodiaz.com/blog/2016/9/el-dia-que-casi-me-linchan Björn Iglesia San Miguel IxtahuacánIglesia San Miguel Ixtahuacán

A finales del año 2013 tuve el privilegio de ser parte del equipo de un documental llamado El Corazón de la Montaña. Fue grabado para una mina en San Marcos. Para ese entonces tenía 17 años e ingresar a estas instalaciones fue un gran proceso. A pesar de que tuve muchas restricciones pude realizar mi trabajo: grabar más de dos terabytes de timelapses.

 

La minería en Guatemala es un tema delicado y aún más en los pueblos que rodean las minas. Uno de los que más oposición tiene es San Miguel Ixtahuacán. El productor tenía una serie de señales para avisarnos sin tener que alzar la voz que debíamos irnos o que debíamos correr pues corríamos riesgo en cada pueblo que visitábamos. Mientras la mayoría del equipo de filmación estaba dentro de un hospital grabando una entrevista el productor y un guardia de seguridad industrial me acompañaron a grabar en los alrededores. Justo al lado del hospital había un cementerio colorido y árboles sin hojas llenos de zopilotes. Coloqué dos cámaras y empezaron a capturar una foto cada tres segundos.

 

No pasó mucho tiempo para que las personas del pueblo notaran nuestra presencia o más bien dicho la mía. Un señor se acercó a mí me empezó a alegar y a gritar. Gracias a Dios estaba conmigo el guardia. Me dio paz saber que estaba ahí conmigo pero ya había escuchado que debíamos tener mucho cuidado. Creo que el chaleco me delató porque en unos pocos minutos varias personas del pueblo se habían organizado y se dirigían hacia donde estábamos. El guardia me dijo calmadamente que ya era hora de guardar las cosas y le hice caso. Me dijo que él se iba a encargar y que caminara a avisarle a los demás que había que irnos cuanto antes. Empecé a caminar con el corazón latiéndome fuertemente. Dejé los dos trípodes y solo recogí las cámaras.

 

Me había alejado unos 50 metros de mi guardia cuando una camioneta roja pasó al lado mío y luego se atravesó en la carretera. ¿Y ahora qué hacía? Sinceramente no me sabía de memoria el Salmo 23 pero empecé a decir suavemente lo que me recordaba que había escuchado. Estaba asustado pero seguí caminando. Pasé al lado de la camioneta y esta encendió el motor. Retrocedió un poco y avanzó junto a mí por varios metros. Seguía asustado pero no quería voltear al lado. Yo seguía repitiendo lo que recordaba. El carro avanzó un poco más y se detuvo. Las ventanas se bajaron y en ese momento sí miré hacia ella. Eran varios hombres que al momento de verme se asustaron y tras rechinar las llantas se perdieron de mi vista en la montaña.

 

Sinceramente no sé qué habrán visto los que iban dentro de la camioneta. Tengo fe de que Dios les abrió los ojos y se dieron cuenta que no estaba solo. Al ver que ya no había nadie siguiéndome mire hacia atrás para ver si el guardia ya venía hacia el hospital pero no fue así. Yo estaba a la mitad del camino y empecé a correr. Al llegar con el resto del equipo les dije casi sin aire que debíamos irnos ¡yaaaaa! Todos nos subimos al microbus y por un poco creí que ya no vería al guardia. Sin embargo él era el conductor, él tenía la llave. Nos quedamos dentro del microbus y finalmente él llegó corriendo. Regresamos a la mina entre risas de mi gran susto, de cómo había llegado corriendo y de cómo estaba de pálido del miedo.

 

A los ojos del mundo puede que parezca que estamos solos pero cuando le entregamos nuestro corazón a Dios nunca estamos solos. Quizá no hayas estado a punto de ser linchado por un pueblo entero pero Dios sí te ha librado de muchas situaciones que probablemente ahora estés haciendo memoria. Dios siempre cuida a sus hijos pero Él también es un caballero y espera a que con la autoridad que Él nos ha dado pidamos ayuda. Nuestra oración no debe ser perfecta para conmover el corazón de Dios. Él solo necesita que con palabras sinceras reconozcamos que lo necesitamos. Si hoy sientes soledad mi oración para ti es que Dios pueda abrazarte con Su perfecto amor y hacerte recordar todo lo que para Él significas.

 

#Escritoestá: ¡Cuánto te amo, Señor, fuerza mía! El Señor es mi roca, mi amparo, mi libertador; es mi Dios, el peñasco en que me refugio. Es mi escudo, el poder que me salva, ¡mi más alto escondite! Invoco al Señor, que es digno de alabanza, y quedo a salvo de mis enemigos. ¡Cuán precioso, oh Dios, es tu gran amor! Todo ser humano halla refugio a la sombra de tus alas. - Salmos 18:1-3, 36:7 NVI.

]]>
info@fabricciodiaz.com (Fabriccio Díaz) Documental Guatemala Linchamiento San Marcos cronografía http://fabricciodiaz.com/blog/2016/9/el-dia-que-casi-me-linchan Thu, 15 Sep 2016 02:00:00 GMT
Lo que Dios diga http://fabricciodiaz.com/blog/2016/9/lo-que-dios-diga

Cumplir el deseo de Dios para nuestras vidas es dar un paso hacia el propósito desconocido que Él, antes de crear el universo, escribió como un poema único e impronunciable más que por tus acciones. Él, un diestro artesano, conoce cada parte no solo de tu historia sino también de tu corazón. Él sabe cómo te sientes, sabe que es el único capaz de saciarte y guiarte por el sendero adecuado que es Su perfecta voluntad.

 

Cuanto más tiempo invirtamos en conocerlo, llegaremos a comprender el porqué de nuestra vida. La forma más bella de tener una conversación con Dios es orándole. El mejor lugar para hacerlo es en tu habitación, un lugar íntimo y seguro. Es ahí donde podemos remover cualquier carga y entregarla al único que la puede llevar. Es con Él donde nuestra empolvada sonrisa volverá a brillar. Es con Él donde nuestras heridas serán sanadas y donde la obediencia se convierte en una amorosa correspondencia.

 

#Escritoestá: Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará – Mateo 6:6 Lo atraje con cuerdas de ternura, lo atraje con lazos de amor. Le quité de la cerviz el yugo, y con ternura me acerqué para alimentarlo – Oseas 11:4

 

#PorSuPerfectoAmor

]]>
info@fabricciodiaz.com (Fabriccio Díaz) Confianza Fe Guapinol Guatemala INDESCRIPTIBLE agua remos wide angle http://fabricciodiaz.com/blog/2016/9/lo-que-dios-diga Mon, 05 Sep 2016 13:30:00 GMT
¿Por qué levantamos las manos? http://fabricciodiaz.com/blog/2016/9/-por-que-levantamos-nuestras-manos ¿Por qué levantamos las manos?

Con los brazos en altoAtardecer visto desde el Volcán de Acatenango a casi 4000 metros sobre el nivel del mar. Hace mucho tiempo el ejército amalecita atacó a los israelitas. Moisés, el líder del pueblo, llamó a su capitán Josué y le ordenó que buscara a algunos hombres para irlos a enfrentar y los envió a la batalla. Moisés por su parte subió a la cima de un monte donde podía observar todo el panorama. Las cosas no se veían nada bien así que tomando en su mano la vara que Dios le había dado elevó sus manos al cielo y empezó a interceder por su ejército.

 

Probablemente pienses que Moisés no tenía las agallas para ir a pelear y no te culpo, yo también pensé lo mismo pero continuemos con la historia mejor. Mientras Moisés mantuvo sus manos en alto los israelitas dominaron la batalla, pero cuando se cansó empezaron a perderla. En ese preciso momento dos de sus amigos llegaron para ayudarlo. Le colocaron una piedra para que se sentara y cada uno sostuvo los brazos de Moisés. La batalla duró hasta el atardecer y el pueblo de Israel ganó la batalla.

 

Los brazos en alto son un símbolo de rendición, de súplica y de humillación. Moisés tomó la mejor arma que pudo: la oración. Elevó sus brazos reconociendo que él no podía e incluso sus fuerzas fueron insuficientes. Dios peleó por los israelitas con el poder de la intercesión de un hombre parado en la cima de una montaña. Él no estaba solo, tenía amigos que lo apoyaron y socorrieron en su debilidad.

 

Amigos son aquellos que están ahí para levantarte cuando ya no tienes fuerzas, los que tienen la valentía de decirte que debes cambiar pero se ofrecen a apoyarte en el proceso. Amigos son los que sin estar presentes a tu lado se hacen presentes en oración, no los ves pero sí los sientes. Si no tienes amigos así conviértete en uno. Orar es entregarle a Dios tu batalla, interceder es blindar de Su presencia a tus seres queridos y darles la protección que nadie más puede brindar.

 

#Escritoestá: Clama a mí y te responderé, cualquier cosa que pidas en mi nombre, yo la haré. No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús; así será glorificado el Padre en el Hijo. - Filipenses 4:6-7, Jeremías 33:3, Juan 14:13

 

#PorSuPerfectoAmor

]]>
info@fabricciodiaz.com (Fabriccio Díaz) Acatenango Atardecer Cronografía Guatemala INDESCRIPTIBLE Importancia de la oración Oración Retratos Volcán de Acatenango amistad batalla batalla espiritual intercesión paisaje video volcán wide angle http://fabricciodiaz.com/blog/2016/9/-por-que-levantamos-nuestras-manos Mon, 05 Sep 2016 02:36:38 GMT
Silenciosa belleza http://fabricciodiaz.com/blog/2016/8/belleza-silenciosa 06 Blue GuapinolLuna llena vista desde Guapinol

 

Hay un momento en la madrugada cuando los animales de la selva duermen y el agua es un espejo perfecto que los cometas puedan utilizar para verse y peinar su larga y fría cola. La luna, cuyo mismo rostro miramos desde tiempos inimaginables, decide correr para apreciar su eterna belleza que hoy brilla en todo su esplendor. La noche es alumbrada por su plateado reflejo. El sol pronto saldrá, pero ella quiere jugar a las escondidas. Corre hacia otras latitudes esperando nunca ser alcanzada. Cuando se esconde perfectamente, su luz desaparece. La vía láctea alumbra como un arco de perlas infinito en el horizonte terrestre y son pocos los habitantes que sin palabras este espectáculo observan.

Recuerdo cuando aquella madrugada Dios me despertó y a las tranquilas aguas me llamó. La bahía estaba silenciosa, solo unos gansos observaban cada una de mis pisadas en la dorada arena de Guapinol. En mis manos llevaba el trípode y en mi cuello colgaba mi cámara. Mis pies metí al agua y vaya sorpresa: estaba muy muy fría. Caminé varios metros hacia adentro y el agua todavía me llegaba a las rodillas. Avancé hasta que vi la punta de la montaña, extendí mi trípode, lo sumergí en el agua dejando la última sección en la superficie, coloqué mi cámara, pero no la encendí. Rodeado de completa soledad, a varios metros lago adentro, en completo silencio pude observar el panorama y supe que Dios me estaba enamorando.

La silenciosa belleza de aquella madrugada me recuerda con gusto la forma en la que consistentemente Él decide despertarme a las 3:00am para conversar. Sí creo que Dios puede hablarnos en sueños pero cuando nos quiere hablar directamente nos despierta. Si te has despertado a media noche y te sientes perfectamente descansado puede que Él desee hablarte. Toma tu Biblia, deja que Él te guíe y también permanece callado tratando de escuchar Su voz.

#Escritoestá: »Préstame atención, Job, escúchame; guarda silencio, que quiero hablar. Si tienes algo que decir, respóndeme; habla, que quisiera darte la razón. De lo contrario, escúchame en silencio y yo te impartiré sabiduría.» - Job 33:31-33

#PorSuPerfectoAmor


Haz click en Regalo, llena tu información y te obsequiaré como agradecimiento un fondo de pantalla que te llegará a tu correo. Dios te bendiga :)

]]>
info@fabricciodiaz.com (Fabriccio Díaz) Full Guapinol Guatemala INDESCRIPTIBLE Luna Moon Photography Playa llena porsuperfectoamor http://fabricciodiaz.com/blog/2016/8/belleza-silenciosa Thu, 18 Aug 2016 01:45:00 GMT